Hoy he aprendido a amar
Aunque no me amen de regreso
Porque el amor no es dar para recibir

Hoy he aprendido a perdonar
Al que me hirió en el pasado
Porque el perdón es más para mí, que para el otro

Hoy he aprendido a dar
Sin esperar nada a cambio
Porque el pedir es fuerza y el dar es voluntad

Hoy he aprendido a llorar
Y no esconder mis lágrimas
Porque ser vulnerable no equivale a debilidad

Hoy he aprendido a amarme
Tal y como soy
Porque soy diseño y criatura de Dios

Hoy he aprendido a apreciar
Cada día, los buenos y malos
Porque el tiempo no se recupera

Hoy he aprendido a sonreír
Aún en las noches más oscuras
Porque siempre llega el amanecer

Hoy aprendí.

EscritorDeCorazon.com